Colegio Domingo Savio

Miércoles, 07 Abril 2021

Preparación al Triduo Pascual unió a las comunidades del Colegio Domingo Savio y el Liceo Manuel Arriarán Barros Destacado

Fueron días intensos, acompañando a Jesús en su pasión, muerte y resurrección. Precisamente este camino que nos conduce a la vida nueva, fue el que vivieron las obras salesianas de la zona Sur, en esta Semana Santa 2021.  

Con una participación reducida de fieles a causa de las medidas sanitarias, producto de la pandemia, el colegio Domingo Savio y el liceo Manuel Arriarán Barros celebraron el Triduo Pascual en conjunto, a través de celebraciones transmitidas vía streaming, para docentes y colaboradores de ambos establecimientos. 

Oración y agradecimiento por los sacerdotes

Con motivo de la celebración de la Última Cena y del Sacerdocio, el mediodía del Jueves Santo, 1 de abril, los representantes directivos del colegio Domingo Savio y de la comunidad salesiana del Liceo Arriarán Barros participaron en la liturgia, que fue presidida por el padre Director, Pedro Carrera sdb. 

Tras las respectivas lecturas que recordaron el nuevo significado que Jesús estableció a la celebración de la Cena Pascual y la instauración de la Eucaristía, se llevó a cabo el ofrecimiento del Pan y el Vino. En su homilía, padre Pedro Carrera sostuvo que al meditar el misterio de la Última Cena, también se dimensiona el amor inmenso de Dios. Para ello, agradeció a los equipos directivos de ambos establecimientos por hacer posible esta instancia y compartir con la comunidad de educadores salesianos. Finalmente, pidió una oración por los sacerdotes, quienes, a través de este ministerio, son invitados a renovar las promesas de servicio de Cristo y de su Iglesia.

Presencia educativa salesiana en la zona Sur

Durante esta celebración, hubo espacio para agradecer y valorar el servicio de los sacerdotes, quienes han desarrollado una labor apostólica en la comunidad educativa de Domingo Savio y del Liceo Arriarán Barros. "Tal como lo dice una canción, el sacerdote vive permanentemente en una paz armada, pues, para el sacerdote, pensar en soledad, en no constituir familias, constituye una labor mayor. Esa labor es el amor, el amor a los demás. El servicio que la comunidad religiosa presta a ambos lugares  es un servicio de animación, pero también de testimonio en Cristo. Desde ahí, es que este servicio lo reconocemos, lo acogemos y lo agradecemos”, sostuvo Carolina Alfaro, Rectora del colegio Domingo Savio, de San Ramón.

En tanto, la rectora del Liceo Manuel Arriarán Barros, Marcela Yáñez, instó a que la comunidad pueda seguir rezando por los sacerdotes y agradecerles por vivir este testimonio entre nosotros. “En estos tiempos tan convulsionados, donde muchas veces se cuestiona la figura del sacerdote, y nuestra propia Iglesia, nosotros como salesianos no dejamos de reconocer el testimonio que brindan nuestros sacerdotes a la comunidad. Quisiéramos invitar en sus hogares a que cada uno pueda regalar una oración, para que el Señor guarde a cada uno de nuestros sacerdotes y actúen con fidelidad, tal como don Bosco quería: Lavando los pies a los más necesitados, con una actitud de servicio”. 

Durante esta jornada, los docentes conectados a través de la transmisión y los equipos directivos presentes en la celebración, tuvieron espacio para compartir y reflexionar en grupos, respecto a dos preguntas relacionadas a la vocación de servidores, como docentes o educadores; y cómo se vive esta vocación con los estudiantes desde el ser salesiano. 

Visto 91 veces
insignia.png

COLEGIO DOMINGO SAVIO

AV. BOLIVIA 1574

SANTIAGO - SAN RAMÓN

+562 2547 0539

Escríbenos

2021 - Salesianos de Don Bosco en Chile, Inspectoría "San Gabriel Arcángel" www.colegiosalesiano.cl - www.salesianos.cl

Buscar